mad

Sanatorios encantados. La ruta de las almas

Muchas son las personas que me han preguntado sobre los sanatorios encantados de Madrid. Siempre piensan en lugares abandonados en lugares siniestros, oscuros y con muchas muertes tanto a causa de la enfermedad como por los suicidios.
Como hemos comentado muchas veces en el caso de los sanatorios dedicados a la cura de las enfermedades pulmonares como la tuberculosis, silicosis u otras. Estos sanatorios se encontraban normalmente, retirados de la población, en zonas montañosas, lejanas de las poblaciones para hacer bien la cura.  La tuberculosis hizo desgraciadamente estragos a muchas personas de todo el mundo, todavía hay países actualmente que sufren de ella, en los países desarrollados ha vuelto a aparecer debido a enfermedades como el SIDA y también debido a la emigración, pero ahora existe una cura casi total.

Torax agramonte la barranca

Entonces  en 1950 la curación era casi imposible, como siempre los enigmas de la naturaleza unos se curaban, otros se morían irremediablemente de asfixia. Otros al ver cuantos compañeros morían y que normalmente las familias dejaban abandonado allí al familiar, no queriendo sufrir esa muerte se suicidaban tanto tirándose desde las altas ventanas como en el caso del Hospital del Tórax de Tarrasa, como por ahorcamiento con sabanas y cortinas.
 En esas épocas el miedo a infectarse y la desinformación, hacían que esta enfermedad fuera repudiada y muchos de los enfermos se encontraban solos en estos lugares, nunca nadie iba a verles. Esto acrecentaba el índice de suicidios al sentirse solos y sin solución.
En la mayoría de los sanatorios y hospitales, la historia o leyenda se repite esto no quiere decir que en el lugar no acontezcan fenómenos paranormales. Pero voy a pasar a relatar la leyenda que se escucha en más de uno de estos sanatorios.
En los momentos que iba perecer alguien se contaba que aparecía una extraña enfermera, con traje antiguo, visitaba al enfermo que a las pocas horas fallecía. Unos dicen que portaba una jeringuilla como en el caso del Tórax de Tarrasa, otras el extraño médico, siempre una historia similar, en los hospitales que tenemos en Madrid también se escuchan este tipo de historias. Historias curiosas como una monja paseándose por los pasillos del Hispano, o extrañas sombras oscuras que se ven en la Barranca según siempre testimonios de campistas y gente  que lo ha visitado. En los momentos que aparecieron los fármacos para terminar casi radicalmente en los países desarrollados, con la enfermedad, este tipo de sanatorios quedaron abandonados poco a poco, y en ellos campistas, gente de la montaña y otros viandantes comenzaron a contar una serie de sucesos que acontecieron en estos. A una primera vista la fenomenología de los mismos es totalmente paranormal.

energía


Entre las historias de hospitales uno de los mas famosos era el Sanatorio de Walpurgis, un sanatorio de la Sierra de Madrid en la que muchos campistas y montañeros, han vivido fenómenos extraños, muchos teniendo que abandonar, el buen lugar encontrado para pasar la noche. Muchos cuentan que han visto sombras, sonidos, parejas que entraban a tener momentos de intimidad tener que salir escopeteados, ruidos, golpes alrededor, algunos siendo en ocasiones hasta tocados, agredidos, empujados. En realidad este hospital se hizo famoso y le pusieron cariñosamente este nombre los campistas, porque hicieron la película la noche de Walpurgis con el celebre actor  Paul Naschy.
Pero siendo un sanatorio tan antiguo actualmente derrumbado, no es raro que lo que contaban los testigos  de esos fenómenos que sucedieron a su lado, fuera verdad, en estos lugares son muchas las personas que afirman que suceden cosas tanto cuando funcionaban  como cuando son abandonados, notándose en estos mucho más cuando son abandonados. Hay ciertos golpes que sientes a tu lado, cambios de temperatura, extraños airecillos, grabaciones psicofónicas registradas en distintas grabadoras. Pequeños campos de electricidad estática en movimiento. Detectores de movimiento con infrarrojos, que saltan solos sin haber nadie, y estos no saltan con la luz de una linterna y muchas otras cosas a las cuales no encontramos explicación.
Otro de los más famosos sanatorios de la comunidad de Madrid, es el Hospital Hispano en Guadarrama, o un poco mas arriba La Tablada, donde se gravo la terrorífica película School killer ,  da la casualidad que Paul Naschy, también trabajo en esta película, pero de estos dos sanatorios ya he escrito en Madrid Oculto y lo podéis leer pinchando aquí.
El siguiente en la lista que nos encontramos en esta ocasión, en otra parte de la Sierra en Navacerrada, el hospital situado en la Barranca el Sanatorio del Santo Ángel.

la barranca

Un lugar en el que la mayoría de las personas que lo han visitado han tenido sensaciones extrañas, luces en la inmensidad de las plantas como linternas paseándose. Posiblemente piensan algún reflejo vuestro con cualquier cristal pero esto es muy difícil, porque no le quedan cristales. Ruidos de pisadas en las plantas superiores, guardas silencio por si acaso es gente, grupo de chavales investigando, o pintando. En muchas de las ocasiones puertas abriéndose y cerrándose fuertemente, ventanas, y no encontrarte con nadie, conociendo perfectamente el ruido de personas, se oiría el murmullo continuo, el caminar por las escaleras siempre tienen que bajar controlar las dos escaleras o subir unos por un lado y otros por otra para encontrarlos. El ruido de canicas rodando, pasos.  No viendo a nadie en toda la noche estando completamente solos.
Los Sanatorios de la muerte, sanatorios de espectros, almas que se quedan a buscar el camino para avanzar, lugares donde muchos solo necesitan un empujoncito para seguir la luz y a eso vamos   a ayudar a quien le haga falta. Grabaciones donde piden ayuda, gente que murmulla, insultos, gruñidos, respiraciones. Voces electrónicas, agudas, graves…. Un montón de sucesos y fenómenos que hacen que estos lugares sean parques temáticos para hacer experimentos, eso si, sin mucha rigurosidad, ya que a no ser que uses sistemas de circuito cerrado, hagas un buen perimetro y te asegures plenamente de que estás solo, las pruebas en la mayoría de las ocasiones pueden ser de dudosa reputación.

la barranca grafitti aparatos

Las fotografías rara vez te deja un aporte paranormal, en ocasiones paraedolias, en otras pueden ser esas orbes, en un 99´9% fallos de la cámara, alguna sombra con explicación a veces racional u otras no y otros fenómenos también son analizados normalmente en el momento. Ya que los ordenadores portatiles con todo tipo de herramienta no suelen acompañar a este tipo de experimentaciónes.
En una ocasión en un Sanatorio de la provincia de Zaragoza el Sanatorio de Agramonte, pude ver una luz azul paseándose por el interior de uno de los edificios, alertando a mis compañeros de ello, fuimos a realizar un observación con un monocular de visión nocturna por toda la zona si esta luz hubiese sido observada o cualquier luz encendida el aparato de visión nocturna con infrarrojos, lo que hace es absorber la luz, y todo lo que brille es captado de una forma instantánea, allí no se encontraba nadie ya estuve parte de la noche un poco intranquilo debido a que a mi me había parecido totalmente la luz de un frontal, hicimos varias inspecciones antes de quedarnos en la capilla a dormir, muchas grabaciones con portadoras sin ella. Usando detectores de movimiento, con prismáticos para poder ver a los otros edificios desde lejos, nadie había en los alrededores, el camino hasta el sanatorio de Agramonte es complicado es un lugar totalmente solitario, no pasan a penas coches. Si pasa un coche se  escucha perfectamente. Allí no había ningún coche parado nada que pudiese hacer pensar que hubiese gente. Pero aun conociendo que las leyendas de ese lugar son falsas, investigadas por mis buenos amigos Charo Lozano y Joseba Orraca del Grupo UFO, yo si vi esa luz, algo que me hizo, en algún momento de la noche pasar miedo.

foto


En la zona de Los Molinos también me han llegado noticias de algún hospital encantado pero en el cual la multa por el acceso inadecuado, asciende a muchos cientos de euros, pero las historias y los fenómenos similares, ¿Que se quedara vagando en estos espectrales edificios?, ¿que tipo de sombras son las que se ven? Son las almas de los difuntos, otro tipo de energías elementales o las supercherías e imaginaciones de la gente. Yo creo que todo en conjunto hace que estos lugares sean especiales.

mad